Se trata de una experiencia única para observar el sistema solar unas cincuenta veces más cerca de lo que lo vemos a simple vista, tal como lo hacen los astrónomos de manera profesional.

Los visitantes pueden observar el cielo y descubrir los planetas, las nebulosas, el sol, las estrellas y las galaxias, al tiempo que recibirán la explicación de un especialista para comprender los paisajes celestes que están observando.