En un laboratorio de química los visitantes se convierten en detectives científicos para descubrir la ciencia que estudia las propiedades de la materia y sus transformaciones.

¿Cómo se puede saber si un huevo está en mal estado sin abrirlo? ¿Alguna vez se preguntaron por qué hay caramelos que llamamos “ácidos”? ¿Malvaviscos gigantes y arcoíris de azúcar?

En este laboratorio, estudiantes de carreras científicas realizan experimentos junto con el público, y producen resultados que sorprenden.

El espacio también cuenta con Armá tu Molécula, un sector para los más pequeños donde podrán divertirse y aprender armando moléculas de gran tamaño.